Duracion y frecuencia del entrenamiento »

 Duracion y frecuencia del entrenamiento

25/7/2013

Duración segun el sistema culturismo sin tonterias


La duración es otro componente del volumen que debe planificarse bien cuando se diseñan programas de ejercicios contra resistencia. La duración es un término general que puede utilizarse para describir cual­ quier parte del volumen, tales como la duración de una repetición simple o serie, la de una rutina o sesión, y la de una fase, un ciclo, o el programa completo de culturismo sin tonterias . La duración de una repetición es el tiempo de realización completa y debe determinarse por el tipo específico de ganancias de fuerza deseadas. La duración de una serie se basa en las adaptaciones metabólicas-neurales necesarias para alcanzar las metas de fuerza, hipertrofia, o resistencia. La duración de una rutina está basada fundamentalmente en el número total de series y el tiempo de recuperación entre cada serie. Esto puede variar y venir determinado por la condición presente del individuo o por el tiempo que cada persona dispone para entrenar. La duración recomendada de una rutina o sesión simple de entrenamiento contra resistencia es, habitualmente, de 30 a 60 minutos, debido a que los niveles normales de almacenamiento de glucógeno, probablemente estarán casi agotados durante este tiempo. La duración de las fases, ciclos y programas, depende completamente del diseño general del programa. Más información sobre estos temas de ofrecerá más adelante en este mismo capítulo.

 

 


Frecuencia


La frecuencia, al igual que la duración, es un término general que para nuestros propósitos relaciona la asiduidad con la que se realiza un ejercicio, una rutina, una fase o un ciclo. La frecuencia de cualquier ejercicio depende de diversos factores, tales como la novedad del ejercicio usando culturismo sin tonterias , su complejidad, o su importancia para satisfacer las necesidades o cumplimentar las metas. Un ejercicio debe realizarse con la frecuencia suficiente, especialmente cuando es nuevo o de alta complejidad, con el fin de desarrollar y almacenar los diferentes y específicos estímulos del nuevo o modificado programa motor. Con demasiada asiduidad, muchos individuos no realizan al principio un ejercicio nuevo con la técnica adecuada ni con la suficiente frecuencia, dando como resultado el almacenamiento erróneo de los esquemas de movimiento que son ineficaces e implican compensación. Al contrario, una frecuencia demasiado alta de los mismos ejercicios, con exclusión de otros, puede crear una sobrecarga de los esquemas motores, lo cual da como resultado el desarrollo de desequilibrios musculares, sobrecarga de los tejidos conectivos y el posible incremento de lesión de las superficies articulares.

La frecuencia de una rutina depende de muchos factores, uno de los cuales es la recuperación. También puede estar determinada por la fase de entrenamiento, el ciclo, o el diseño del programa global, lo que significa que puede variar a lo largo del año. Sin embargo, considerando todo esto, yo he encontrado que la frecuencia de las rutinas se determina con demasiada asiduidad por el programa de entrenamiento que adopta el deportista y el tiempo que destina al ejercicio sin tener en cuenta razones científicas. La mayoría de la gente debería comenzar con la frecuencia que realmente pueda y, posteriormente, diseñar el programa ajustándose a esas limitaciones. Por tanto, las rutinas deben diseñarse sólo con pequeños cambios en la frecuencia a lo largo de cualquier fase, ciclo, o programa general, de modo que los individuos puedan adherirse a un esquema de entrenamient regular usando el método de culturismo sin tonterias.

Category : reserved to connected users | Write a comment | Print

Comments

| Contact author |